Con poca oferta, se mantuvo estable el valor de la soja en el mercado local

En una jornada que volvió a mostrar un bajo nivel de acuerdos entre las partes, el valor de la soja se mantuvo estable ayer en el mercado doméstico. Si bien buena parte de los vendedores comenzaron las negociaciones con un piso de $2350 por tonelada para la mercadería con entrega en el corto plazo, las fábricas se mantuvieron firmes en los $2300 para las terminales próximas a Rosario.

Dicho valor quedó nuevamente por encima de los $2201 por tonelada fijados como FAS teórico por el Ministerio de Agricultura de la Nación. Esta situación responde solo a la necesidad de mercadería que evidencian algunas fábricas, que solo en los casos en los que el vendedor compromete lotes importantes acceden a pagar un plus ($20/30) por encima de la oferta vigente en la plaza.

Acerca de la soja con entrega diferida, correspondiente a la cosecha 2014/2015, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) indicó que no hubo ofertas abiertas en su recinto de operaciones. Pero en negocios directos los compradores mostraron disposición a pagar 250 dólares por tonelada con entrega en la primera semana del mes próximo; 245 dólares por mercadería con descarga durante la segunda semana, y 235 dólares para el resto de marzo. La soja con entrega entre abril y mayo osciló de 230 y 232 dólares.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición febrero de la soja perdió un dólar y cerró con un ajuste de 269 dólares por tonelada, en tanto que el contrato mayo sumó U$S 0,10 y concluyó la rueda con un precio de 234,60 dólares.

Ayer, el agregado agrícola del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en la Argentina estimó la cosecha local de soja 2014/2015 en 57 millones de toneladas, por encima de los 55 millones previstos por el organismo en su reporte oficial de enero. El nuevo informe de oferta y demanda de granos en el nivel mundial será difundido el martes próximo. En él, USDA no necesariamente tomará en cuenta el dato relevado por su delegado.

En la Bolsa de Chicago, luego de operar durante buena parte de la rueda con signo positivo, la soja sumó ayer la quinta rueda bajista consecutiva. Las posiciones marzo y mayo de la oleaginosa resignaron U$S 0,55 y terminaron la rueda con ajustes de U$S 352,56 y de 355,04 dólares por tonelada.

El avance de la cosecha de soja en Brasil, donde aún no hay certeza sobre el impacto que tuvo la falta de lluvias durante enero en el potencial de rinde de los cultivos (como se amplía por separado), y las buenas condiciones climáticas vigentes en las principales zonas productoras de la Argentina fueron los fundamentos bajistas de la jornada.

Lo que ocurra en las próximas jornadas con el clima en Brasil, donde resultan imprescindibles nuevas lluvias para evitar mayores pérdidas, y las proyecciones de cosecha que se irán difundiendo en la previa del informe mensual del USDA influirán sobre los precios.

 

Maíz y trigo

Los precios del maíz se mantuvieron sostenidos ayer en el mercado local, dado que los exportadores volvieron a ofrecer $1100 por tonelada disponible para Bahía Blanca y $950 para General Lagos. Por mercadería sin descarga para Timbúes y General Lagos los interesados propusieron 1000 pesos.

En su reporte diario, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los consumos pagaron entre 940 y 1200 pesos por tonelada de maíz disponible, según calidad, condición, procedencia y forma de pago.

Por maíz de la nueva cosecha, con entrega entre marzo y abril, la exportación ofreció U$S 120 por tonelada en General Lagos y en San Martín, y U$S 130 para Bahía Blanca, sin cambios. En el Matba, la posición abril retrocedió un dólar y terminó la rueda con un ajuste de 122 dólares.

Casi sin cambios cerraron los precios del maíz en Chicago, dado que el efecto bajista derivado de las abundantes existencias estadounidenses fue atenuado por las compras de oportunidad, principalmente de comerciales (exportadores y engordadores). Así, la posición marzo sumó U$S 0,09 y cerró con un ajuste de U$S 145,56 por tonelada, mientras que el contrato mayo bajó U$S 0,30 y quedó con un valor de 148,71 dólares.

Respecto del trigo, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los molinos ofrecieron entre 1000 y 1400 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Sin interesados por cereal “condición cámara” para entregas inmediatas, en la zona de Rosario se ofrecieron U$S 145 por cereal con ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína. Con las mismas condiciones de calidad, en Bahía Blanca se propusieron U$S 150/155 dólares.

En el Matba, las posiciones marzo y julio del trigo perdieron U$S 4,50 y 3,50, mientras que sus ajustes fueron de 139,50 y de 154,50 dólares.

El trigo estadounidense volvió a caer ayer y quedó en el nivel más bajo en los últimos cuatro meses. El contrato marzo y en Chicago y en Kansas perdió U$S 3,67 y 2,11, en tanto que su ajuste fue de U$S 181,06 y de 196,40 por tonelada.

 

Autor: Dante Rofi

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *