Entradas

Exportación

Se estancó el proceso de recuperación del rodeo bovino iniciado en 2011

Las exportaciones argentinas de carne vacuna durante abril de 2015 se ubicaron en volúmenes significativamente inferiores a los registros de marzo; sin embargo, se ubican en niveles moderadamente superiores a los observados durante el cuarto mes de 2014.

Respecto al mes anterior, las exportaciones tuvieron una variación negativa en los volúmenes del (-13,5%); y, en la comparación interanual, se mostraron en niveles superiores a los de abril de 2014, creciendo cerca de un (+9,2%), considerando los volúmenes embarcados en toneladas peso-producto (no se incluyen menudencias y vísceras).

Los embarques de cortes enfriados, congelados, y carne procesada correspondientes a abril de 2015 totalizaron 11.7941 toneladas peso producto, por un valor cercano a 75,3 millones de dólares.

El precio FOB promedio por tonelada fue de U$S 8.932 para los cortes enfriados sin hueso; y de U$S 4.617 para los cortes congelados sin hueso. Los precios han sido levemente superiores a los registrados durante el último marzo para los cortes enfriados pero cayeron moderadamente, (-4,8%), para los cortes congelados.

Los aproximadamente 75,3 millones de dólares ingresados por exportaciones de carne vacuna en abril de 2015 resultaron (-14,7%) inferiores a los 88,3 millones de dólares obtenidos en marzo último; y también resultaron inferiores, (-14,4%), en relación a los aproximadamente 87,9 millones que se habían registrado en abril de 2014.

El precio promedio de exportación del cuarto mes del año 2015 es significativamente inferior, (-21,6%), al observado a lo largo del mes de abril del año 2014; y resultó levemente inferior, (-1,3%), al registrado en marzo de 2015.

Como consecuencia de la tendencia negativa de los precios, que tuvieron una variación del (-21,6%) al comparar los meses de abril de los últimos dos años, una expansión interanual del (+9,2%) en los volúmenes exportados se tradujo en una caída significativa, del (-14,4%) en el valor obtenido.

La República Popular China resultó el principal destino, en volumen, para la carne vacuna argentina durante los primeros cuatro meses del año 2015 con aproximadamente 13,1 mil toneladas, seguido por Chile, 9,0 mil toneladas; y luego por Israel, 7,2 mil toneladas.

En cuanto al valor de las divisas ingresadas, el principal mercado durante los primeros cuatro meses del año 2015 ha sido Alemania, que representa un (26,3%) del valor total exportado de carne vacuna enfriada, congelada y procesada en el periodo, seguido por China (17,5% del total), y Chile (15,1%).

Si se comparan los embarques de los primeros cuatro meses del año 2015 con los correspondientes al mismo período del año anterior, estos mostraron un comportamiento expansivo en relación a los niveles de actividad que se habían registrado en los principales destinos durante aquel período. Los destinos de China, Israel y Arabia Saudí crecen significativamente; en los destinos europeos, Alemania, los Países Bajos e Italia, también se observan importantes tasas de crecimiento de las exportaciones argentinas, y los mercados de Chile y Brasil crecen de forma más atenuada. Solo se observan caídas, de magnitud significativa, en los destinos de Rusia y Hong Kong.

Las mayores tasas de crecimiento de los volúmenes en relación a los registrados durante los primeros cuatro meses del año 2014 se observan en el mercado de China, (+257%), en Israel (+31%), en los Países Bajos (+23%) y en Arabia Saudí, que multiplicó por 5 sus importaciones de carne bovina proveniente de Argentina.

En los primeros cuatro meses del año 2015, se exportaron 47,2 mil toneladas netas de carne bovina enfriada, congelada y procesada, es decir, un 36% más que las 34,7 mil que se habían despachado entre enero y abril de 2014. De esas 12,5 mil toneladas más que se exportaron, China aportó más de 9 mil, Israel 1,7 mil, y Arabia 0,8 mil.

GRÁFICO: Argentina – Exportaciones de carne enfriada, congelada y procesada desde enero hasta abril 2015 – Destinos de los volúmenes exportados

El valor de las exportaciones de carne vacuna obtenido en abril de 2015 mostró una caída significativa, del (-14,7%), con respecto al mes anterior, que resultó de mayor magnitud que la contracción del (-13,5%) mostrada por los volúmenes. En relación al tercer mes del año, durante abril, se observaron precios con una leve tendencia a la baja, (-1,3%).

Dentro de la Unión Europea, en Alemania, se dio entre abril de 2014 y el cuarto mes del año 2015 un escenario de precios con tendencia decreciente, que mostraron una variación negativa significativa, (-27%). En Israel, los precios mostraron caídas más atenuadas al comparar los meses de abril de los últimos dos años (-3,7%); mientras que en el caso de Chile, los precios tuvieron una moderada caída interanual del (-5,6%). En China se observa una caída de los precios promedio cercana al (-9%) en los últimos doce meses; mientras que en Rusia los precios caen un (-27%) en el mismo período de tiempo.

Si analizamos el tipo de mercadería embarcada en abril de 2015, se observa, en relación al mes anterior, un comportamiento decreciente de los volúmenes exportados de carne enfriada (-11,7%); y una caída significativa de los volúmenes exportados de carne congelada sin hueso (-14,6%). En abril de 2015, no se registraron ventas al exterior de productos termoprocesados y conservas.

Fuente: FIFRA Informa

Los exportadores se retiran del mercado local de maíz

Los exportadores se retiran del mercado local de maíz

Está comenzando a ganar cada vez más espacio la perspectiva de cosecha sudamericana, donde las condiciones son favorables para los cultivos.

En una semana corta por los feriados de Navidad, y en la víspera de otra igual de corta por los de Año Nuevo, el mercado de granos internacional operó con poco volumen y mucha variabilidad de precios, cerrando con pocos cambios, mientras que en el local, con solo dos ruedas de operaciones, prácticamente no se dieron operaciones. Sin embargo, los exportadores habrían presentado ya la totalidad de los ROE verde que se habían autorizado y se retiraron del mercado, con lo que los precios descendieron abruptamente, y de tener a todos los compradores tomando maíz, de repente no hay interés en el mismo.

Comenzando por el plano internacional, la demanda está tomando primer plano. Las exportaciones norteamericanas están trabajando a un ritmo importante. Sin embargo, el problema es que está comenzando a ganar cada vez más espacio la perspectiva de cosecha Sudamericana, donde las condiciones son favorables para los cultivos, y por lo tanto negativas para los precios. Recordemos que tras una producción récord norteamericana, los stocks en ese país se reconstituyeron. Si bien esperamos que por un consumo más grande que el esperado por el USDA los mismos terminen por debajo de las proyecciones actuales, de todas formas cerrarán la campaña con aumento. Si sobre esto viene otra cosecha récord sudamericana, los precios no lograrán estabilizarse en niveles elevados como los del año pasado.

En lo que hace al maíz también se observa una demanda acelerada. El consumo de etanol volvió a subir la semana pasada con stocks en baja, mostrando un consumo del biocombustible creciente. Esto podría llamar la atención en el marco de la caída de precios del petróleo y por lo tanto de las naftas, pero justamente esta baja en los hidrocarburos generará mayor consumo de gasolina, y por lo tanto una necesidad mayor de etanol para cumplir con el corte obligatorio. Pero además de esto el stock de cerdos creció en EE.UU. y esto apunta a que el consumo de forraje sea mayor. Mientras tanto la superficie sembrada de maíz en Sudamérica se redujo, y se espera que en EE.UU. ocurra lo mismo el año entrante. Esta conjunción de elementos empuja los precios del maíz al alza.

Con valores de maíz subiendo y los de soja estables o con subas menores, la relación de precios entre los granos se ha normalizado, y no descartamos que incluso se ponga más firme para el maíz.

En lo que hace al trigo, veníamos de varias semanas con subas fuertes ante la retirada de Rusia del mercado de exportación de trigo. Llegó el turno de la toma de ganancias en Chicago, con precios que se desinflaron. Sin embargo en Europa, reemplazante natural del trigo ruso los valores no habían subido tanto antes, y siguieron firmes la semana pasada.

En el plano local sólo la soja sigue en forma directa lo que está pasando en Chicago. Incluso con operadores que están interesados en tomar los lotes que puedan aparecer con precios un poco más altos que los abiertos por tonelajes menores. Sin embargo, en trigo seguimos observando un mercado sin compradores fruto de la política de otorgar los ROE verde (pre-permisos de exportación) en cuotas demasiado chicas para lo que es la necesidad de venta de los productores, aún cuando las estadísticas permiten estimar un saldo exportable mayor.

En lo que hace al maíz veníamos trabajando en una forma similar a la soja, con compradores interesados en el grano, tanto disponible como a cosecha nueva. Sin embargo esta semana se habría terminado de presentar el total de ROE verde autorizado por el Gobierno, razón por la cual los exportadores se retiraron del mercado. No obstante recordemos que recién se dieron 8 mill.tn. de un saldo exportable que podría alcanzar al menos 5 o 6 mill.tn. adicionales. Por ello esperamos que el mercado gane dinamismo nuevamente. Especialmente porque el ritmo de otorgamiento de ROE verde de maíz siempre ha sido más fuerte que el de trigo. No obstante esto debe servir de experiencia para lo que ocurrirá una vez que se termine de asignar todo el saldo exportable: el mercado de maíz desaparecerá, y por lo tanto tendremos un mercado de venta anticipada y posiblemente uno disponible en forma inicial para marzo 2015 activo, pero luego nos quedaríamos presa del consumo interno nuevamente.

 

Fuente: Ámbito Financiero