Ganadería: reducción de stock y menor rendimiento en la región

Existencia bovina y rentabilidad en la provincia de Córdoba. Las razas predominantes en nuestro norte cordobés.

Según los últimos datos recabados, nuestra provincia cuenta con 4.681.786 vacunos en la actualidad. No obstante, el stock viene achicándose en todas las regiones a comparación de años atrás. Hace una década, Córdoba tenía casi 7.000.000 de cabezas, es decir, un 30% más. Es realmente significativa la diferencia.

La disminución del stock se debe básicamente a cuestiones de rentabilidad. Hay campos que han dejado de ser ganaderos para convertirse en lotes agrícolas. Pero no creo que la agricultura sea la única causa. Otros agravantes han sido los incendios y sequías de los últimos años. Es decir, hay mucha hacienda que se ha perdido debido a estos últimos fenómenos.

Por otro lado, se está transformando el sistema de producción de invernada. Cada vez es más común el engorde a corral y los feedlots. Es decir, pequeñas superficies en donde se encierra gran cantidad de animales por metro cuadrado. De hecho, hay zonas que están vacías, despobladas. Tal es el caso de las Sierras Chicas, donde antes había muchísima más hacienda.

Más allá de esto, hay un retorno a la ganadería en la región, pero se trata de un proceso de recuperación que se está dando lentamente. Lo positivo es que la gente está empezando a transformar el maíz en alimento bovino; se le está dando un mayor valor agregado al grano en origen.

La realidad nos indica que no tenemos un alto rendimiento de nuestros rodeos de cría. De hecho, la taza de destete no supera el 60% en promedio. Con esto quiero decir que una vaca pare un ternero cada dos años.

En ese sentido, hay varias cosas que deberíamos corregir para que la ganadería vuelva a ser una actividad rentable. Por un lado, el productor debe asegurar una alimentación balanceada para su rodeo. Si el animal no come bien, deja de producir. Por otro lado, hay que contar con buenas prácticas de manejo y apuntar a la sanidad. Es decir, llevar un control de las enfermedades de acuerdo al protocolo sanitario establecido.

Según el último informe que realizó la SRJM, el 70% de los productores tiene menos de 100 cabezas y la tendencia -la media- son productores de 50 vacas. En el año, a esta persona le ingresan no más de $120.000 en bruto. Si bien tiene cierto respiro hoy por hoy, vive con lo justo. Es decir, además de los gastos comunes -luz, gas y agua-, debe costear el funcionamiento de su establecimiento: combustible, alambres, vacunas, postes, etcétera. Está complicado…

Las razas predominantes en el norte cordobés

La raza que prevalece en la región de sur a norte de la provincia, contra las sierras, es Angus principalmente. En tanto, en el área norte hay un mayor predominio de Brangus y Braford. También hay una destacada cantidad de rodeos Hereford. En el caso de la raza Limousin, solo hay algunos rodeos al norte de Córdoba.

Creo que no hay una raza bovina que sea mejor que otra en términos de genética y terneza de la carne, sino que es cuestión de gustos. Pero si yo tuviera que ser criador, elegiría Angus por tener una mayor capacidad de adaptación en la zona. En el caso de tener un campo muy duro por cuestiones climáticas o sanitarias, criaría Brangus o Braford. Pero no desmerezco a ninguna raza; cada una tiene sus virtudes.

Autor: Méd. Vet. Héctor Farina, coordinador de Asuntos Ganaderos de la SRJM

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *