Lechería

Prevención de enfermedades reproductivas en vacas lecheras

Afectan a los rodeos desde la gestación hasta el nacimiento del ternero, provocando pérdidas embrionarias, abortos, mortalidad perinatal y distinto grado de infertilidad, y en consecuencia un alto impacto en la producción láctea.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) brinda a los productores tamberos algunas recomendaciones respecto a la prevención de enfermedades reproductivas en las vacas lecheras, que provocan importantes pérdidas en la producción láctea.

Se considera que el 50% de las enfermedades reproductivas tiene origen infeccioso, es decir, son provocadas por microorganismos como bacterias o virus. Afectan a las vacas desde la gestación hasta el nacimiento del ternero, provocando pérdidas embrionarias, abortos, mortalidad perinatal y distintos grados de infertilidad.

Las principales afecciones que se observan en los rodeos de vacas lecheras son: rinotraqueitis infecciosa bovina (IBR), diarrea viral bovina (DVB), leptospirosis, neosporosis y brucelosis, además de las venéreas, tricomoniasis y campilobacteriosis.

Dado que algunas de estas enfermedades, como la brucelosis y la leptospirosis, son transmisibles a las personas (son zoonosis), se aconseja prestar especial atención a los cuidados que deben tener los operarios tamberos en el contacto con los animales, a fin de disminuir el riesgo que pueda significar para la salud pública.

Aunque para el control y la prevención de la mayoría de las enfermedades reproductivas existen vacunas disponibles, cada una tiene particularidades en cuanto a su diagnóstico, control y tratamiento. Los laboratorios de diagnóstico brindan herramientas y tecnología al productor, que le permiten un correcto manejo preventivo y vacunal, acorde a las características de la región, la categoría animal, los antecedentes sanitarios y el estatus sanitario del rodeo.

El Senasa recomienda al productor que consulte al veterinario responsable de la salud reproductiva de los animales y/o al laboratorio de diagnóstico respecto al calendario sanitario preventivo, es decir, las acciones de vacunación que son obligatorias (brucelosis) y aquellas que son recomendadas (viral reproductiva, IBR, DVB, leptospirosis, entre otras).

Asimismo, el veterinario responsable debe asesorarlo respecto al manejo preventivo y al diagnóstico adecuado (por ejemplo, de la neosporosis) en el momento que corresponda del ciclo productivo, para cada categoría (terneras, vaquillonas, vacas secas o vacas en producción) y para cada región, escala y sistema de producción.

 

Fuente: Senasa

Planta láctea

Tamberos levantaron anoche el bloqueo de plantas lácteas

Lo hicieron luego de que la Cámara de Industrias informara que sus asociados dejarían de aplicar descuentos del 10% en la materia prima, situación que generara el conflicto.

Sorpresivamente, tal como habían empezado este viernes, los productores lecheros de varias provincias levantaron anoche el bloqueo a plantas lácteas que desde el jueves les venían anunciando un descuento del 5% al 10% en el precio de la materia prima que entregan.

La medida de fuerza, que venía complicando la tarea de las industrias y las obligaba a desviar los camiones tanques que no podían ingresar a las plantas procesadoras, se levantó luego de que la Cámara de Industrias Lácteas (CIL), anunciara la interrupción de los descuentos.

“Nos iremos solamente cuando nos anuncien un aumento en el precio de la leche”, decían los más disconformes. Pero al final primó mantener una posición más negociadora y volver a la carga en los próximos días.

“Por supuesto que esto no termina aquí”, dijo al respecto el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Néstor Eduardo Roulet, quien aseguró que esta semana le pedirán una audiencia al ministro de Agricultura de Córdoba para plantearle los números reales de la producción lechera.


El conflicto

La medida de fuerza tomó estado público luego de que tamberos de Santa Fe y Córdoba reaccionaran ante los descuentos bloqueando varias usinas lácteas.

El conflicto estalló primero en Santa Fe, cuando los tamberos recibieron la noticia de la firma Verónica, en Suardi, que iba a recortar 10 centavos el precio este mes y otros 10 el próximo, lo que llevaría el valor final a $ 1,30 el litro, por debajo de los costos de producción. En esa localidad, la medida también afectó a Williner. Además, en Esperanza bloqueos a Corlasa y a una planta cercana de Milkaut. También se vio afectada SanCor, en una planta de Santa Fe y otra en Morteros (Córdoba), a pesar de que sus directivos afirmaban que no pensaban aplicar ningún descuento.

Fundamentos

Al dar a conocer los fundamentos del bloqueo a las fábricas, la Junta Intercoperativa de Productores de Leche, manifestó que en los últimos dos años la cadena láctea argentina ha experimentado un excelente desempeño, con un crecimiento productivo de casi el 20 %, debido – entre otras cosas- a una combinación de buenas relaciones de precios y clima favorable. Sin embargo, explicó, han comenzado a manifestarse una serie de situaciones que hoy en día generan tensiones en el interior de la cadena.

Un ejemplo de ello ha sido el continuo deterioro de los precios internacionales, proceso que comenzó en marzo del año pasado y se extendió prácticamente hasta mayo de este año, cuando la tendencia tuvo un suave cambio de signo. Como producto de esta situación, en muchos países lecheros se están registrando bajas en los precios de la materia prima del orden del 5 al 20 %.

“Desde el sector cooperativo argentino entendemos que debemos enfrentar esta situación sosteniendo en primer lugar una visión positiva de la cadena láctea nacional, para impedir el desaliento que comprometería las excelentes perspectivas que tenemos en el mediano y largo plazo”, afirmó, para señalar que, por otro lado, en el plano de las acciones concretas hacia los productores, han desarrollado una serie de políticas basadas en la comunicación permanente con los asociados y una estrategia de fijación de precios responsable, que atendiendo a las señales de mercado está orientada a evitar cambios bruscos que generan mayor incertidumbre en la producción primaria.

Mediante un comunicado de prensa, se explicó que, en la interacción con otros actores de la cadena, están trabajando activamente en la incorporación de tecnología, en la ampliación de mercados y en la reducción de costos, “pues entendemos que frente a la coyuntura actual hay que apostar al segmento primario, para sostener la producción, y evitar la repetición de los ciclos que tanto daño han hecho a todos los que participamos del sector”.

“Y más allá de justos reclamos, enfatizamos la necesidad de actuar también tranqueras adentro, sobre las estructuras de costos y sobre la eficiencia del tambo, y para ello, estamos trabajando en capacitación, tanto en cuestiones tecnológicas como empresariales, que en el largo plazo serán los elementos que definan el éxito del tambo argentino”, precisó.

Fuente: Puntal

BlogAgropecuario-MarcaLiquida-Proyecciones-2015-de-USDA-para-el-mercado-y-producción-mundial-de-lácteos

Proyecciones 2015 de USDA para el mercado y producción mundial de lácteos

Los precios internacionales de lácteos se desplomaron como consecuencia del incremento en la producción mundial de leche, baja en la demanda de importación, prohibición rusa sobre las importaciones de lácteos desde varios de los principales exportadores y fortalecimiento del dólar.

La caída fue especialmente visible en los precios de la leche en polvo entera que pasó de estar en el entorno de US$ 5.000 por tonelada a caer desde enero 2014 y actualmente se reporta un precio de US$ 2.300 por tonelada.
El principal factor que afectó la el mercado de la leche en polvo descremada fue la repentina caída de las importaciones de China en la segunda mitad de 2014. Para 2015 se espera que China retorne al mercado, pero las compras serían reducidas en la medida en que se cuenta con stocks significativos.

Los precios de los quesos han variado moderadamente (cayendo un 20% desde comienzos de año), a pesar de la prohibición rusa sobre las importaciones de este producto de la Unión Europea, se esperaba que aumentara dramáticamente la competencia mundial.

Según describe el Inale respecto al informe del USDA, salvo que ocurran condiciones climáticas adversas, la perspectiva para el 2015 señala la continuación de los bajos precios hasta que se corrija el balance por sobreoferta. Además se visualiza que si se persisten los precios actuales de los lácteos, los márgenes de los productores empezarían a generar una severa presión que se traduciría en un descenso en la producción de leche.

Los pronósticos para 2015 se obtienen sobre la base de que la prohibición rusa será levantada a principios de agosto y que China se mantendrá entre los principales compradores de leche en polvo descremada aunque a un ritmo mucho más modesto. De hecho, se espera que las importaciones chinas de leche en polvo entera desciendan un 12% como consecuencia de un descenso en el crecimiento del PBI del país que pasaría de un 7,4% proyectado para este año a un 6,5% en 2015. A lo que se agrega el hecho de que el crecimiento demográfico esperado a causa de la flexibilización de la política de un solo hijo no se ha materializado.

Esto sugiere que los precios de los lácteos estarán presionados durante 2015. Los productores visualizaran la reducción de sus márgenes, por lo que se espera que se enlentezca la expansión de la producción de leche de los principales exportadores, esperándose un crecimiento de solamente un 1%. La velocidad en que los precios se recuperen va a depender de las caídas de los stocks acumulados en los países exportadores e importadores.

Para los Estados Unidos se pronostica una caída del 9% en el monto de las exportaciones respecto al record de 2014 (US$ 7.500 millones de dólares), con mercados más competitivos en la medida en que Nueva Zelanda y la Unión Europea mantienen su porción en el mercado asiático. Aunque se espera que el crecimiento de la economía Norteamericana continúe acelerado, para 2014 se espera un crecimiento de 2,3% y en 2015 alcanzaría 3,3%. Consecuentemente se espera que la demanda local se mantenga bastante robusta. De hecho, aunque se espera que los precios internos bajen, los bajos precios de los alimentos van a permitirles a los productores que sostengan los márgenes, lo que puede llevar al crecimiento en la producción de leche.

En términos de producción de leche se espera que en 2015 la producción de la Unión Europea se mantenga, mientras que en Australia aumentaría un 1%, en Nueva Zelanda 2% y para Estados Unidos y Argentina el aumento sería del 3% en cada caso.

Para este año se espera que la producción caiga un 6% como consecuencia de las fuertes lluvias e inundaciones durante el otoño e invierno que afectaron la producción de las pasturas, a 11,4 millones de toneladas. Para 2015 se espera que la producción aumente un 3% a 11,7 millones de toneladas.

Para el caso de Australia, la producción de leche de 2014 hasta octubre aumenta un 4,5% en comparación con 2013, con debilidad en la moneda frente al dólar, se espera que de alguna manera mitigue la reducida competitividad como consecuencia de los bajos precios internacionales, se espera que los márgenes de los productores se encuentren presionados.

El la Unión Europea, las condiciones climáticas favorecieron la producción de las pasturas y bajos precios de los suplementos promovieron la expansión en la producción de leche que cerraría el 2014 con un 5% de aumento. Para 2015 se espera que frente a los bajos precios que se trasladarían a los productores, llevaran a que la producción se expanda solo marginalmente.

La producción de leche de Nueva Zelanda de 2014 fue un 8% superior a la de 2013, la que había sufrido el impacto de la sequía ocurrida en 2013. La perspectiva para 2015 es de un enlentecimiento del crecimiento que alcanzaría una tasa del 2% en el marco de bajos precios al productor, además de las restricciones ambientales adicionales (como los límites a la lixiviación de nitratos).

Para Rusia se espera que se mantenga la tendencia al descenso en la producción que se registra desde 2010, con una caída del 2% para 2015. Asociada a falta de capacidad de pago de productores pequeños (que abarcan el 50% de la producción de leche), retrasos en los subsidios del estado, y el incremento de los costos asociados a la depreciación de la moneda local.

A pesar de la baja producción de leche disponible para el procesamiento, la producción de comodities como queso, manteca y leche en polvo se espera que se expanda como resultado de la importación de Bielorrusia principalmente.

 

Fuente: TodoAgro