Nuevo enfoque en el control de malezas

Lo exige la presencia de especies resistentes a herbicidas de amplio espectro.

Paradójicamente, tal vez nunca se haya utilizado tanto ingrediente activo de herbicidas en nuestro país como en la actualidad. Sin embargo, todavía hay mucha incertidumbre acerca de cómo mantener lotes libres de malezas durante el barbecho químico y en los propios cultivos.

Gracias a sus buenos resultados, el empleo de glifosato sigue su marcha ascendente. No obstante, año tras año, el grupo de control de Malezas del Inta Manfredi recepta numerosas consultas sobre problemas de manejo de algunas especies y también sobre fitotoxicidad en los cultivos, principalmente causado por residuos de herbicidas.

La primer causa tiene relación con la difusión de malezas menos conocidas, que generalmente toleran mejor al glifosato. La segunda es consecuencia del empleo de herbicidas con acción residual cuyos efectos pueden ser más o menos perdurables de acuerdo al tipo de suelo, precipitaciones, dosis de aplicación, entre otras variables.

En no pocas ocasiones se usan dosis muy elevadas cuando el producto es barato y viceversa, lo que ayuda más a la confusión de las cosas.

Tratamiento de las clásicas. Dentro de la actual problemática de malezas, hace no más de tres ó años la preocupación de los productores eran principalmente dos especies; flor de Santa Lucía (Commelina erecta) y ocucha (Parietaria debilis). En la actualidad, al menos una decena de malezas están creando verdaderos problemas a los agricultores.

Tanto flor de Santa Lucía como ocucha actualmente se pueden manejar relativamente bien. Santa Lucía. La forma efectiva de control en el barbecho químico es realizar una aplicación de glifosato más 2,4-D (en lo posible este último formulado como éster) a razón de tres litros de glifosato más un litro de 2,4-D por hectárea. Al cabo de 10 a 15 días de esta aplicación se puede sembrar soja sin inconvenientes de fitotoxicidad.

Por supuesto, el control dependerá de la cantidad y desarrollo de la maleza presente. Si la planta es juvenil y proviene de semilla se controla fácilmente con glifosato, ya sea empleado solo o con el agregado de otros productos. Si la maleza ya tiene más de un mes de nacida o son rebrotes de plantas del año anterior, la eficacia del glifosato se reduce bastante En estos casos se recomienda aplicar la mezcla y dosis ya mencionados, que incluso puede incrementarse en un 20 a 30 por ciento.

Ocucha. Cuando el productor la visualiza o la identifica bien, las plantas normalmente ya tienen un estado avanzado de desarrollo lo que les permite tolerar una dosis importante de glifosato; para solucionar este inconveniente y lograr un mejor control, el glifosato suele usarse en mezcla con otros herbicidas como atrazina y/o coadyuvantes, como NH4 Activo o sulfato de amonio.

Otra alternativa es sembrar cultivos como maíz y sorgo que son selectivos a la atrazina, herbicida que controla en forma excelente a esta maleza.

Cuidado con el “guachaje” RG. En la actualidad se están observando dificultades con otras especies tolerantes al glifosato y también con el “guachaje” de cultivos resistentes a este producto RG.

Cuando un cultivo RG sigue en la rotación a otro cultivo RG, el glifosato aplicado puede eliminar casi todas las malezas existentes pero no las plantas “voluntarias” (o guachas) RG. Éstas deben ser controladas con otros herbicidas que, si bien es posible, no deja de ser una preocupación para el productor porque los tratamientos suelen ser menos efectivos y en algunos casos más caros.

Como principal ejemplo de esta problemática se puede mencionar el maíz RG infectando soja RG, que debe ser eliminado con una o dos aplicaciones de graminicidas.

Las nuevas amenazas. Otra especie con control problemático y que preocupa mucho a los agricultores es la rama negra (Conyza bonariensis).

Esta especie se ve mucho en lotes destinados a siembra directa, pero en realidad hasta hace pocos años no representaba una dificultad tan importante, tal vez porque su difusión era menor y/o el glifosato la controlaba mejor.

Pero, a partir de las campañas 2005/06, 2006/07 empezaron a observarse plantas que escapan al glifosato, especialmente si se aplican en un estado de desarrollo avanzado (comienzos de floración y/o en fructificación). Esto ocurre normalmente en lotes en los cuales el primer tratamiento de barbecho químico se realiza tardíamente.

Sin embargo, en aplicaciones tempranas no más tarde de junio, con la utilización del glifosato sólo o en mezclas con ciertos herbicidas residuales se suele controlar eficazmente esta maleza.

Cuando se usa la combinación con residuales, el control además de bueno resulta persistente y con esta práctica se puede llegar a las siembras de los cereales gruesos sin su presencia.

En el peor de los casos las infestaciones son bajas y de plantas juveniles, las cuales se eliminan con relativa facilidad mediante una nueva aplicación de glifosato sólo, o en mezcla con algún herbicida selectivo en preemergencia de soja, como clorimuron o 2,4-D en dosis no muy altas. Si existiera rama negra en lotes con soja implantada, se recomienda utilizar glifosato clásico a razón de cuatro a cinco litros por hectárea, que puede complementarse con la incorporación de medio a un litro por hectárea de aceite mineral o vegetal, o usar dos a 2,5 kilos por hectárea de glifosato al 74,6 por ciento.

Otra maleza que suele verse a menudo en lotes de barbecho químico y muy asociada a rama negra es coroyuyo (Petunia axillaris). Lo mismo que se dijo para el control de rama negra se puede sugerir para coroyuyo. Las plantas juveniles (roseta no mayor a 10 centímetro de diámetro), se eliminan relativamente bien con tres litros de glifosato. Es importante destacar que coroyuyo tiene cierta tolerancia a los herbicidas hormonales.

En los meses de octubre a diciembre, esta maleza suele desarrollar matas grandes y colonias bastantes tupidas que pueden escaparse incluso a dosis importantes de glifosato. Pero en general, las dosis recomendadas para rama negra, cuando invade cultivos de soja establecidos, también son efectivas para el control de coroyuyo.

Las claves

La misma receta para rama negra y coroyuyo puede servir para controlar las siguientes malezas, principalmente si se encuentran en un estado avanzado de desarrollo: sombra de liebre (Senecio pampeanus); ortiga (Urtica urens); clavelón (Tragopogun dubius); carne gorda (Talinum paniculatum); violetilla (Hybanthus parviflorus); diente de león (Taraxacum officinalis); mercurio (Modiolastrum gilliesii); botoncito blanco (Borreria verticillata); y chilquilla (Baccharis sp).

Informe editado por Comunicaciones del Inta Manfredi.
Más información: hrainero@manfredi.inta.gov.ar

Fuente: La Voz del Interior

Print Friendly

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Nuevo enfoque en el control de malezas

  1. Jose Carlos Taverna dijo:

    Hola, queria consultarles por el clorimuron, no encuentro mucha informacion para seber si es o no un producto residual.
    Saludos
    Gracias

  2. oscar ibanez dijo:

    hola tenemos un producto de origen de ee uu para rama negra mi tel 03541 15633938 un saludo oscar

  3. hola dijo:

    como la estan controlando a rama negra tenemos muchos problema

  4. Daniel González dijo:

    Hola quisiera saber si puedo usar Clorimurón con Glifosato inmediatamente de realizada la siembra de soja ya que se me escaparon numerosas malezas en el barbecho todas ellas están en sus primeros estadíos incluyendo cardo ruso, samguinaria, quinoa, yuyo colorado, sorgo de Alepo, enredadera, etc. espero respuesta, saludos. Daniel.

    • administrador dijo:

      Estimado Daniel
      En relación a su consulta nuestros técnicos informan que no hay problema en aplicar Clorimuron y glifosato luego de la siembra. La toxicidad es muy baja para la soja si aún no ha germinado. Se debe aplicar unos 40grs de Clorimurón.

      Según la zona y las condiciones hay buenos resultados con aplicaciones hasta R3.

      Esperamos haberle sido de utilidad. No dude en consultar nuevamente.

      Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>