Apps para smartphones, GPS y drones, cada vez más habituales en el campo

Informe del INTA sobre las nuevas tecnologías que llegan al campo argentino.

Aplicaciones para teléfonos celulares, geoposicionamiento y equipos voladores no tripulados son algunas de las nuevas tecnologías que generan información, colaboran con la toma de decisiones y facilitan las prácticas agrotécnicas, destaca un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

El organismo recordó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés) destaca el proceso de transformación que vive la agricultura del siglo XXI en el que el acceso a la información y a las modernas tecnologías de la comunicación resulta una necesidad para los agricultores de todo el mundo, en especial para los de los países en desarrollo.

En este contexto, el INTA trabaja en numerosas herramientas tecnológicas que lo instalan como desarrollador y facilitador para que las poblaciones rurales accedan a distintos servicios de información y comunicación que mejoren su calidad de vida.

Así, hoy es posible que un productor visualice desde su celular o tablet lo que sucede en su campo, comande equipos a distancia y acceda a mapas de rindes, aplicación y siembra en tiempo real; o acceda a fotografías aéreas y satelitales, mapeos de suelos y sensores de índice verde.

El informe en cuestión fue publicado en la Revista RIA, una publicación oficial del INTA.

Estos instrumentos colaboran con la toma de decisiones y facilitan las prácticas agrotécnicas, aseguró Ricardo Bartosik -coordinador nacional del Proyecto de Eficiencia de Poscosecha (Precop)-.

En esta línea, la FAO advierte sobre las consecuencias de no contar con infraestructura adecuada de acceso: “Esto puede hacer la diferencia para un país o localidad, en cuanto a las oportunidades de desarrollo generadas a partir de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación)”.

El geoposicionamiento habilitó el desarrollo de novedosas tecnologías en el ámbito agropecuario por parte del INTA, como SEPA móvil, una aplicación para dispositivos móviles que permite obtener datos sobre el clima, la topografía, los suelos y el estado del cultivo en una determinada campaña de un campo.

Según especificó Carlos Di Bella “director del Instituto de Clima y Agua del INTA e ideólogo de la herramienta junto a Alfredo Campos, investigador”, el dispositivo calcula la posición geográfica y obtiene información a través de la red 3G, Wi-Fi, GPS o de una lista predefinida de ubicaciones.

“Entre los datos que pueden consultarse, se destacan la cantidad de precipitaciones registradas en la última semana, mes o semestre, la temperatura, la altura y la pendiente topográfica”, indicó Di Bella.

Una reciente incorporación es la de los equipos voladores no tripulados, conocidos como drones, que permiten realizar en tiempo real el seguimiento y desarrollo de los cultivos, y hasta monitorear el desplazamiento del ganado.

Drones-un-aliado-de-precision-para-el-campo2

Según el equipamiento, “estos equipos pueden detectar malezas sobre rastrojos, estimar rindes, daños por heladas y pérdidas por granizo, realizar un seguimiento del cultivo a partir de imágenes multiespectrales, detectar enfermedades, insectos, malezas en el cultivo y hasta el desplazamiento del ganado”, señaló Andrés Méndez, técnico del INTA Manfredi.

Por otro lado, la integración de dispositivos de geoposicionamiento global -GPS- permitió direccionarlos bajo un recorrido preestablecido y no depender de la pericia del piloto que lo maneja desde tierra con un control remoto.

Por su parte, los técnicos del INTA Balcarce desarrollaron Airear Granos, una aplicación para celulares y tablets que, mediante el geoposicionamiento, recupera la información del clima sumado al pronóstico de los próximos 10 días y, en función de esos datos, calcula cuál es el mejor momento para prender los ventiladores del silo.

De acuerdo con Alejandro Crisafulli, responsable de Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación del INTA, “Airear Granos fue hecha para plataformas Windows Phone Mobile y se puede bajar de manera gratuita desde el mercado de aplicaciones de Windows”.

Por último, existe Silvo INTA, otra aplicación para dispositivos móviles que permite registrar datos forestales y consultar los resultados acumulados en forma inmediata desde el lugar del relevamiento.

“Esta App, surgió para resolver la necesidad de aplicación de criterios de corte, asistir a la toma de decisiones sobre qué árboles cortar y mejorar el control que se tiene sobre este tratamiento”, explicó el responsable del proyecto, Marcelo Navall, técnico del INTA Santiago del Estero.

 

Fuente: La Voz del Interior

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *